Utilizamos cookies de terceros con fines analíticos. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies

Aceptar Rechazar
Rutina exprés para

Rutina exprés para

mantener tu piel sana

Volver

La piel necesita de unos cuidados para estar limpia y lucir saludable. Pero en ocasiones, ya sea por falta de tiempo o por descuido, no realizamos la rutina facial o corporal como deberíamos. En estas ocasiones hay que tener en cuenta que, si queremos mantener una piel suave, elástica e hidratada, debemos mantenerla como es debido.

En el blog de este mes queremos hacer especial énfasis en la importancia de cuidar bien de nuestra dermis. Anímate a descubrir cómo.


La importancia de mantener la piel limpia

Además de ser buenas por criterios estéticos, como garantizar una apariencia más fresca y prevenir el envejecimiento prematuro, las limpiezas faciales y corporales van mucho más allá.

Mantener una rutina de exfoliación, realizar pequeños masajes e hidratar ayuda a que las pieles eliminen las células muertas, residuos e impurezas. O, lo que es lo mismo, ayuda a mantener una barrera cutánea sana para que luche en contra de factores externos como la temperatura, el clima, la contaminación o la radiación solar.

Es cierto que, a veces, cuesta organizarse y sacar esos minutos de más dentro de la agitada rutina diaria, pero la clave para mantener un cuidado óptimo de la piel es incorporar tu rutina corporal o facial a las acciones que realizas durante tu día a día: lavarte la cara por las mañanas, cepillarte el cabello, cepillarte los dientes… Incorporar estos sencillos pasos dentro de la puesta a punto de la mañana (o antes de ir a dormir) te asegurará un mejor cuidado de la piel.

Rutina cepillado
Rutina facial

¿Cuáles son los pasos esenciales para hacer que una rutina facial funcione?

Como ya hemos dicho, una buena limpieza no solo devolverá un plus de vitalidad a tu piel, sino que la mantendrá libre de agentes externos que nos afectan en nuestra vida diaria, como la polución. Es importante remarcar que cada tipo de piel puede necesitar de una rutina u otra. Por eso, dependiendo de qué necesidades tenga vuestra dermis, podéis incorporar productos suaves si tenéis la piel sensible, que respeten la piel en casos de acné o que nutran en caso de tener la piel seca.

Dale un respiro a tu piel y mantenla cuidada e hidratada con esta sencilla rutina facial paso a paso:

1. Deja tu rostro libre de residuos con la ayuda de agua micelar o una leche limpiadora suave. De esta forma, no solo eliminarás el maquillaje, sino que también dejarás tu piel libre de la suciedad que se haya acumulado a lo largo del día. Ayúdate de un disco de algodón para eliminar el exceso de producto.

2. A continuación, aplica un gel limpiador facial que se ajuste a las necesidades de tu piel. Lávala, aclara con abundante agua y sécala con una toalla a pequeños toques, así conseguirás dejar tu piel preparada para el siguiente paso: la tonificación.

3. Aplicar un tónico facial tras el agua micelar y el gel limpiador ayuda a calmar, refrescar y mantener tu piel a punto, ya que ayuda a mantener impurezas y toxinas a raya. Además favorece el cierre de poros y la suavidad de la piel.

4. Uno de los pasos más importantes a la hora de realizar una rutina tanto facial como corporal es la fase de hidratación. Puedes realizarla aplicando una crema hidratante facial o realizando el paso previo: aplicando un sérum rico en ingredientes activos que ayudan a penetrar en las capas más profundas de la piel y la dejan preparada para el último paso, aplicar la crema hidratante.

Estos son los pasos más básicos para seguir una rutina sencilla y efectiva. Puedes añadir más o menos dependiendo del tiempo que quieras dedicarle o de si tu rutina es para comenzar el día o para acabarlo. De todas maneras, utilizar un exfoliante facial mínimo una vez a la semana en caso de pieles secas o mixtas y una vez cada diez días en caso de las pieles sensibles ayudará en el proceso de regeneración de la piel y favorecerá la eliminación de células muertas.

¿Cómo realizar una rutina corporal adecuada?

La piel del rostro es importante, pero mantener una rutina corporal completa y saludable es más sencillo de lo que imaginas, solo necesitas mantener unas pautas básicas y darle a tu piel un extra de cuidados cuando esta lo requiera.

1. El primer paso para el cuidado es, como ya hemos mencionado anteriormente, la exfoliación. Cuidar la piel con un exfoliante suave mejora la circulación sanguínea y el tono de la piel.

2. En la variedad está el gusto. Y con la hidratación pasa lo mismo. Completa tu rutina corporal con este paso clave, podrás hacerlo a través de aceites, lociones o cremas corporales.

3. Hacer caso a los mensajes que nos envía nuestro cuerpo nos ayuda a ponerle solución a algunas molestias. Utilizar productos adecuados cuando sufrimos de piel tirante o irritada ayuda a mejorar su estado y equilibrio. De esta forma, aplicar Talquistina Loción ayuda a calmar el picor y la quemazón hasta en las pieles más sensibles o, si tienes algún tatuaje, Talquistina Tattoo ayuda a cuidar la piel, manteniendo los colores intensos y protegidos gracias a su SPF25 (Factor de Protección)

Apuesta por una piel sana, cuidada e hidratada, sobre todo ahora que se acerca el buen tiempo y, ante cualquier alerta o consulta, como siempre, recomendamos acudir al dermatólogo.

Productos